Cargando...
  • Museo del Teatro Romano
    Altares de la Triada Capitolina
  • Museo del Teatro Romano
    Teatro Romano e Iglesia de Santa María
  • Museo del Teatro Romano
    Sala Arquitectura del Teatro

Museo del Teatro Romano  Museo del Teatro Romano

Visitando el Museo del Teatro Romano te adentrarás en uno de los descubrimientos más sorprendentes de la ciudad en las últimas décadas. Gracias a la genial concepción del arquitecto Rafael Moneo, comenzarás tu visita por el Palacio de Riquelme, primer edificio del museo, proseguirás por el corredor de la historia situado bajo la calle para luego pasar al nuevo espacio que recoge las piezas más emblemáticas de todas las halladas en las excavaciones. Subiendo por modernas escaleras llegarás al segundo túnel, en esta ocasión bajo la iglesia medieval de Santa María, construcción superpuesta al antiguo teatro lo que incrementa su singularidad y atractivo. Tras este segundo corredor, llegarás a la pieza más relevante de todo el museo, el Teatro Romano, uno de los mayores de la Hispania Romana con capacidad para 7.000 personas.

Entrada general: 6€

Entrada reducida: 5€
*Compra on-line, menores de 12 años, estudiantes hasta 25 años, Carné Joven y Carné Joven +30, desempleados, pensionistas,  jubilados, discapacitados, familia (2 o más adultos + 2 o más menores de 12 años), carné de familia numerosa y grupos a partir de 20 personas. 

Entrada gratuita: 

  • Menores de 3 años.
  • Guías turísticos oficiales.
  • Socios del Club Cartagena Puerto de Culturas (excepto actividades).
*Para beneficiarse de la tarifa reducida o gratuita, los visitantes deben acreditar con documentación válida y en vigor.

  COMPRA ONLINE

Duración estimada: 1 hora

Horarios de visitas guiadas: 

  • Temporada alta y Semana Santa
            De martes a sábado - 11:00, 12:00, 13:00, 17:00 y 18:30 horas
            Domingo – 11:00 y 12:00 horas
 
  • Temporada baja
            De martes a sábado – 12:00 y 16:00 horas
            Domingo – 12:00 horas

*Los horarios de visitas guiadas podrán sufrir modificaciones. Consulten en destino.

  Normativa de Visitas Guiadas (PDF - 434,11 KB)

"Hermes y Máximo. Dioses del espectáculo". Ruta teatralizada

El Teatro Romano será el escenario de un duelo interpretativo entre dos gladiadores. De la mano del vencedor nos dirigiremos al templo del emperador Augusto para participar en un ritual ofrecido a los dioses como preámbulo al mayor espectáculo del mundo antiguo, los combates de gladiadores en la Muralla Púnica.

Más Información

 

Construye la ciudad romana

A través de una maqueta, que construirán los alumnos, éstos se sumergirán de lleno en la antigua Carthago Nova conociendo sus edificios más importantes.

Más Información

 

Maccus, Pappus y otras estrellas del espectáculo

Los escolares se convertirán en investigadores por unas horas. La materia a investigar, los teatros de la antigua Roma: su arquitectura, vestuarios, actores, etc. Realizado en colaboración con el CPR de Cartagena.

Más Información

 

El taller de Plauto. Arte, política, religión y diversión

Los escolares se convertirán en investigadores por unas horas. La materia a investigar, los teatros de la antigua Roma: su arquitectura, vestuarios, actores, etc. Realizado en colaboración con el CPR de Cartagena.

Más Información

 

De Qart Hadast a Carthago Nova

Un taller perfecto para repasar la historia de la Cartagena clásica, desde la fundación púnica por los cartagineses hasta el esplendor vivido durante el período romano. Realizado en colaboración con el CPR de Cartagena.

Más Información

 

Cartagineses y romanos

Un taller para escolares orientado al conocimiento sobre la ciudad en el mundo antiguo, desde la fundación cartaginesa. La ciudad como escenario de la contienda entre cartagineses y romanos. La conquista romana, así como uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad, el teatro romano que se levanto en tiempos de Augusto.

Más Información

 

Accesibilidad

El turismo para todos es uno de los objetivos primordiales de Cartagena Puerto de Culturas. Estamos trabajando para garantizar el acceso al mayor número de visitantes. En la actualidad, el Museo del Teatro Romano ofrece a sus visitantes con necesidades especiales las siguientes facilidades:

  • Ha eliminado las barreras arquitectónicas a través de escaleras mecánicas y ascensor para permitir la visita al museo y la visión total de sus restos arqueológicos.
  • Préstamo de silla de ruedas. 
  • Aseos adaptados.
  • Audiovisual con voz en off (español e inglés) y subtítulos (español e inglés) para personas con discapacidad visual.
  • Tarifa reducida a aquellas personas con discapacidad, presentando en taquilla la acreditación oficial correspondiente.
  • Acceso permitido con perro guía con la acreditación correspondiente.
  • Talleres para personas con discapacidad visual.
Audioguías

Disfruta al máximo tu visita con las audioguías que el Museo del Teatro Romano pone a tu disposición. Gracias a las nuevas tecnologías podrás realizar un recorrido a medida, libre y cómodo. El museo ofrece dos posibilidades:
 
  • Audioguía disponible en 3 idiomas: español, inglés y francés. Su precio es de 2€.
  • Audioguía EGODUCO, una app a descargar en móvil Android en 3 idiomas, español, inglés y francés. Para más información y descargas http://www.teatroromanocartagena.org/audioguias.asp
Cafetería

Una de las instalaciones que ofrece el Museo del Teatro Romano es el servicio de cafetería-restaurante anexo al edificio del museo pero de libre acceso.

Contexto histórico  

La concesión del estatuto colonial (Colonia Urbs Iulia Nova Carthago) en el año 54 a.C., significó el inicio de un intenso proceso de renovación urbana que culminaría con el emperador Augusto (63 a.C. - 14 d.C.). Con el nuevo rango se dotó a la ciudad de todo tipo de equipamientos para satisfacer las necesidades de carácter administrativo, lúdico, político, social y religioso. Se alzaron algunas de las construcciones más importantes de época augustea y del siglo I, como uno de los grandes edificios de espectáculos de la antigua Roma, el teatro, emblema de esa renovación urbana. 

Esta transformación se mantiene durante los siglos I y II d.C. observándose a finales de este último siglo un abandono en la ciudad que afectó a todos los edificios privados y públicos, modificando y reduciendo su espacio a la zona portuaria. Fue en esta área donde se desarrolló una nueva remodelación urbana a partir del siglo IV d.C. al ser Carthago Nova designada capital de la provincia Carthaginiensis, dentro de la reestructuración del imperio llevada a cabo por Diocleciano.  

Museo  

En el recorrido museístico se ha puesto gran interés en dar a conocer el proceso histórico que significó la ocultación del teatro romano hasta su descubrimiento. Tras pasar las puertas del museo, el visitante se encontrará con el Corredor de la Historia. En él se explica la evolución urbana del solar del teatro desde el siglo XXI al siglo I a.C., ilustrada tanto con una selección de objetos arqueológicos recuperados en la excavación como con documentación gráfica y audiovisual. 

El corredor desemboca en la sala 1 dedicada a los elementos arquitectónicos del teatro de Cartagena. La altura de esta sala ha permitido recrear el primer orden de la fachada escénica con los elementos originales, capiteles corintios y basas labradas en mármol de Carrara y las columnas de travertino rosado, procedente de canteras de la población de Mula. Junto a estos elementos se exponen los capiteles del pórtico de los jardines en este caso realizados en arenisca local. La sala está presidida por la imagen togada de Augusto, hallada en las excavaciones de la colina del Molinete. 

A través de una escalera mecánica se llega a la sala 2. Este espacio permite al visitante adentrarse en el conocimiento de las funciones del teatro en la antigüedad, pues además de su función lúdica el edificio teatral constituyó el marco perfecto para la propaganda política y religiosa del emperador. Así lo ejemplifican los dinteles conmemorativos que coronaban las puertas de ingreso. Por ellos sabemos que el teatro fue dedicado a los dos jóvenes príncipes, Cayo y Lucio César, nietos de Augusto y sus virtuales herederos, quienes además debieron participar en la financiación del edificio y probablemente en la elección de su programa ornamental. Un programa decorativo cargado de mensajes ideológicos entre los que destaca la introducción de los cultos a las divinidades tradicionales del Estado Romano a través de tres altares donde se representan los símbolos de la Triada capitolina, piezas labradas en mármol de Luni de gran excelencia. 

La sala 2 enlaza con el corredor bajo la iglesia Santa María la Vieja, donde se conserva una vivienda romana con mosaico destruida por la construcción del teatro, así como los muros de aterrazamiento de la iglesia primitiva del siglo XIII y otros restos medievales. 

Teatro Romano

Datado en el siglo I a.C., el teatro se situaba en la ladera de uno de los cerros más elevados de la ciudad lo que facilitó la construcción de su cavea o gradas, que en su parte central aparece excavada en la propia roca del monte, mientras que los flancos laterales se apoyarían en galerías abovedadas. El graderío, con una capacidad para 7.000 espectadores, se articula en tres sectores horizontales (ima, media y summa cavea), divididos a su vez por escaleras radiales. Las clases más bajas, los soldados y hombres libres se sentaban en la media y summa cavea, accediendo a través de vomitorios o entradas abiertas en las gradas. La ima cavea se reservaba a las clases privilegiadas, su acceso se realizaba por dos pasillos laterales sobre cuyas puertas de entrada se localizaban los dinteles dedicados a Lucio y Caio Caesar. Desde estos corredores laterales se accedía también a la orchestra, espacio semicircular donde se situaban los asientos de honor (proedria) reservados a las autoridades.

Frente al graderío se sitúa la fachada escénica con una planta articulada en tres exedras y un alzado de 16 m de altura con dos órdenes, en los que la combinación de los tonos rojizos de las columnas, blancos de los capiteles y basas, y grises del podium y entablamento crean un sugerente juego cromático. Tras el escenario se hallan los jardines formados por una doble galería porticada entorno a un jardín central. 

Avanzado el siglo III, el edificio de espectáculos sufre un incendio que supone su ruina y abandono. Su estructura fue transformada en el siglo V en un mercado, sobre el que posteriormente se instaló un barrio comercial de época bizantina, abandonado hacia el 625 y recuperado de nuevo como solar urbano dos siglos más tarde con viviendas  pertenecientes a la Cartagena musulmana. En los siglos XVIII y XIX, toda esta superficie estaba ocupada por un humilde barrio que con el paso de los años se había convertido en una de las zonas más deprimidas y deterioradas del casco antiguo. 

Puesta en valor

El hallazgo del Teatro Romano de Cartagena ha sido uno de los descubrimientos más sorprendentes de la arqueología de la ciudad de estos últimos años ya que no existían referencias escritas a su existencia ni tampoco datos arqueológicos. 

Las primeras excavaciones se llevaron a cabo en el solar de la antigua Casa-Palacio de la Condesa Peralta, destinado a albergar el Centro Regional de Artesanía en Cartagena. En 1990 se identificaron los restos encontrados con el Teatro Romano motivando el traslado del edificio inicialmente proyectado a un nuevo emplazamiento. Las distintas campañas de excavación fueron dirigidas por los arqueólogos Sebastián Ramallo y Elena Ruiz. 

A partir de este momento se inicia un proceso de recuperación, que aunque con ritmo desigual, se activó en 1996 con la firma de un convenio de colaboración, entre la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, el Ayuntamiento de Cartagena y la entidad financiera Cajamurcia. 

Para la integración de los restos en el tejido urbano se encargó el proyecto integral al arquitecto Rafael Moneo. Un proyecto compuesto por el museo articulado en dos edificios y unidos por el corredor expositivo subterráneo que da pie a incorporar el Palacio Pascual de Riquelme, un corredor arqueológico bajo la Iglesia de Santa María la Vieja y la última pieza del museo, el Teatro. El proyecto incluye igualmente los accesos y urbanización de todo el entorno. 

El recorrido museístico:

  • Corredor. Historia del Teatro. Se explica la evolución urbana del solar del teatro del siglo XXI al siglo I.
  • Sala 1. La arquitectura del Teatro. Esta gran sala da las claves necesarias para entender la arquitectura del edificio teatral a través de la exposición de piezas originales, además de una maqueta y otros elementos didácticos.
  • Sala 2. Teatro y Sociedad. Este espacio acerca al conocimiento de las funciones del teatro en la antigüedad: lúdica, política y religiosa. En ella se exponen los altares de la Triada Capitolina, y otras piezas que formarían el programa ornamental del teatro.
  • Corredor Arqueológico. Diversos y múltiples hallazgos arqueológicos, donde se conserva una vivienda romana con mosaico, así como los muros de la iglesia primitiva del siglo XIII y otros restos medievales.
  • El Teatro Romano. En su restauración ha primado la recuperación del edificio como un monumento visitable por ello los trabajos se han orientado a facilitar la visita y lectura del edificio.
Bibliografía 
 
  • Ramallo Asensio, S.F. y Ruiz Valderas, E., (1998). El teatro romano de Carthago Nova.
  • Ramallo Asensio, S.F., Ruiz Valderas, E., Moneo Vallés, R. y Murcia Muñoz, A.J., (2009). Museo del Teatro Romano de Cartagena. 
  • Ramallo Asensio, S. F., Ruiz Valderas, E., Moneo Vallés, R., (2009). Teatro Romano de Cartagena. Historia de un descubrimiento. Historia de un proyecto.
  • Ramallo Asensio, S.F., Ruiz Valderas, E. y Murcia Muñoz, A.J., (2016). "El teatro romano de Cartagena: de la investigación a la puesta en valor". Teatros Romanos de Hispania. Conservación, Restauración y Puesta en Valor, págs. 197-236.



Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | + Info