Cartagena Puerto de Culturas

Muralla Púnica

 

El centro de Interpretación de la Muralla Púnica se encuentra ubicado en una de las cinco colinas que rodean Cartagena, en la ladera sur del Monte Aletes (actual cerro de San José) en la calle del Duque. Este yacimiento data de finales del siglo III a.C

Servicios del centro

  • Visitas guiadas
  • Aseos
  • Accesos minusválidos

Historia de la Muralla Púnica

La construcción de un aparcamiento en el patio del antiguo Hogar-Escuela "La Milagrosa" en 1987 llevó consigo el descubrimiento de un lienzo de la muralla de época cartaginesa, así como el hallazgo de la cripta perteneciente a la Ermita de San José de los siglos XVI-XVII.

La muralla cartaginesa estaría localizada en el istmo de la antigua península de Cartagena, entre las colinas de San José y Despeñaperros, donde también se situaría la puerta de entrada a la ciudad. Tuvo que ser construida tras la fundación de Qart-Hadast (nombre de la Cartagena púnica) por Asdrúbal en el 229 a.C., asaltada después por Escipión en el 209 a.C. y, al parecer, reutilizada por los romanos en un primer momento de ocupación para después ser abandonada.

Se trata de un sistema de fortificación helenístico de tipo acasamatado, compuesto por dos muros paralelos de unos 10 metros de altura. Se organizaba en 3 alturas, dos primeras de casamatas y una última que correspondería al paseo de ronda. Para su construcción se emplearon bloques de arenisca local en el paramento exterior y, arenisca y adobe para el paramento interior. Todo iría enlucido con estuco blanco para protegerla de las inclemencias pero al mismo tiempo para darle una apariencia vistosa. Entre ambos muros se disponían las casamatas o estancias interiores que eran usadas como establos y también, para alojar a los soldados que custodiaban la muralla.

En cuanto a  la cripta es el único resto conservado de la ermita de San José del siglo XVI y XVII, ermita que pertenecía a la cofradía de San José, siendo sus cofrades enterrados en los nichos. Por los restos hallados, los cuerpos se enterraban en ataúdes de madera y con sus ajuares funerarios compuestos de medallas de santos o anillos.  Al parecer fue utilizada en varias ocasiones según se constata en su decoración pictórica, en un primer uso  se realizaron trazos negros numerados que delimitaban la forma del nicho, y en un segundo, se llevaron a cabo las pinturas con la temática de la danza de la muerte, es decir, la muerte celebra su triunfo sobre la vida, pinturas con contenidos moralizantes. Estas pinturas tuvieron que ser realizadas a principios del siglo XIX, momento final del uso funerario, ya que se promulga una normativa estatal por la que se sancionaban los enterramientos intramuros, en iglesias y capillas. La Iglesia siguió su funcionamiento hasta que sus estructuras se vieron seriamente afectadas por el terremoto de 1829.

Puesta en valor de la Muralla Púnica

Tras su descubrimiento los restos fueron protegidos de las inclemencias del tiempo por una cubierta hasta 2003, año en el que se efectúa el proyecto arquitectónico definitivo. El proyecto, adjudicado en concurso por Cartagena Puerto de Culturas a los arquitectos José Manuel Chacón y Alberto Ibero, contempla una interrelación entre continente y contenido, es decir, el edificio recrea las dimensiones de la muralla facilitando la lectura de sus restos. Esta intervención también supone el acondicionamiento del acceso al centro a través de rampas, escaleras y una zona ajardinada.

El recorrido museístico

  • Audiovisual. Recreación en 3D que adentra en la Cartagena del siglo III a.C.
  • Sala exposición. Una serie de paneles van explicando el mundo púnico, la fundación de la ciudad de Qart-Hadast por Asdrúbal en el 229 a.C. y la posterior conquista por el general romano Publio Cornelio Escipión en el 209 a.C.
  • La muralla. Se trata de los restos visitables más antiguos de la ciudad.
  • La cripta. Se construyó para la Cofradía de San José, siendo sus cofrades enterrados en los 110 nichos. Fue decorada con pinturas cuya temática es la "Danza de la muerte" muy en boga en esa época.
  • Las vitrinas. Seis vitrinas que muestran piezas halladas en las excavaciones, entre las que destacan fíbulas ibéricas, un exvoto cartaginés, monedas púnicas y romanas, y los ajuares funerarios de la cripta.

 

Cartagena Puerto de Culturas © 2017 - C/ Gisbert, 10. 30202 Cartagena (España). Tlf.: (+34) 968 500 093 / Fax: (+34) 968 52 92 98. informacion@puertoculturas.com
Portal realizado por la Concejalía de Nuevas Tecnologías. © Copyright / Ayuntamiento de Cartagena 2017 - C/ San Miguel, 8. 30201 Cartagena (España), Teléfono. (+34)968 12 88 00.
Optimizado para Mozilla firefox 3.x e Internet Explorer 7 ó superior. Resolución recomendada a partir de 1024 x 768 píxeles. Aviso Legal. Política de accesibilidad

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información