Cartagena Puerto de Culturas

Barrio del Foro Romano

 

Servicios del centro

  • Aseos
  • Visitas guiadas
  • Accesos minusválidos

HISTORIA DEL BARRIO DEL FORO ROMANO

Barrio del Foro Romano. Molinete

La ciudad de Carthago Nova, integrada en el Estado romano desde el año 209 a.C., recibió el rango de colonia en el año 54 a.C. Ello marco el inicio de un intenso proceso de renovación urbana: se trazó una nueva red viaria y se proyectaron algunos de sus edificios públicos más importantes, como el foro o el teatro.

La colina del Molinete (arx Hasdrubalis) fue afectada por esas modificaciones. Entre el puerto y el foro se dispusieron manzanas que albergaron construcciones públicas y privadas: el foro con sus construcciones (de los que conocemos la curia) y un conjunto de edificaciones que hoy denominamos Barrio del Foro Romano. Dos de las manzanas del barrio estaban formadas por tres edificios pertenecientes a una corporación semipública: las termas del puerto con su peristilo de entrada, el Edificio del Atrio dedicado a la celebración de banquetes religiosos y el Santuario consagrado a los dioses greco-romanos Isis y Serapis.

Termas y peristilo

El complejo termal (siglo I d.C.) cuenta con una sucesión de ambientes que permitían el recorrido del bañista a través del frigidarium o sala fría, también utilizado como vestuario y que preserva el suelo de mármol; los tepidaria o salas templadas, donde aún pueden verse sus sistemas de calefacción; la sauna o sudatio; el caldarium o sala caliente, que se encuentra bajo la actual calle Honda; y los praefurnia u hornos localizados en el Decumano.

Un peristilo o plaza porticada daba acceso al complejo termal y servía como espacio de reunión o representación. Su pavimento fue construido con ladrillos dispuestos en espina de pez (opus spicatum). En este espacio fue hallado un cuerno de la abundancia o cornucopia en mármol de Luni-Carrara que portaría una escultura femenina.

Edificio del Atrio

El Edificio del Atrio, construido a mediados del siglo I d.C., pudo dedicarse a celebrar banquetes rituales en honor a los dioses de origen oriental, Isis y Serapis, que recibían culto en el santuario anexo.
 
Estaba organizado en torno a un atrio con columnas desde el cual se accedía a las cuatro salas de banquetes (triclinia). Una pequeña aula de representación, tabernas y estancias de servicio completaban el conjunto. Destacan sus decoraciones pictóricas y los imponentes alzados de sus muros.  

Calzadas

Cuatro calzadas enmarcaban las dos manzanas, dos decumanos (este-oeste) y dos cardos (norte-sur). Estas calles están pavimentadas con losas de piedra caliza, donde aún se aprecian las rodadas de los carros que circularon por ellas, y dotadas de canalizaciones para el agua.  

Santuario

A mediados del siglo I d.C., se construyó en la segunda manzana un santuario que estuvo en uso hasta finales del siglo III. El recinto sagrado, delimitado por altos muros, estaba formado por un patio porticado en torno a un pequeño templo, del que se conserva el basamento y parte de la escalinata de acceso. La fachada del templo con cuatro columnas, daba acceso a la sala - cella - que albergaba la imagen de la divinidad. Al fondo del recinto se abrían tres capillas relacionadas con el culto. Las evidencias arqueológicas y unas inscripciones halladas en la zona, hacen pensar que el santuario estuvo consagrado a los dioses orientales Isis y Serapis.

PUESTA EN VALOR

Tras el descubrimiento de los dos edificios de la primera manzana, las termas y el Edificio del Atrio, se decide protegerlos de las inclemencias de la meteorología con una cubierta quebrada, ofreciendo sombra al yacimiento y a los visitantes. Por otra parte, se sustenta sobre unos apoyos mínimos para conseguir la menor afectación sobre los restos. El resultado es una cubierta que parece flotar como si de una nube se tratase, de la cual pende una pasarela que permite la circulación y la visión del yacimiento desde una perspectiva superior. Esta pasarela además posibilita el acceso al complejo termal y al edificio de banquetes, incluyendo en su recorrido los recursos interpretativos del espacio. En la segunda manzana se ha querido dar continuidad con el uso de los mismos materiales y criterios arquitectónicos de la primera intervención.

Este proyecto ha sido diseñado por los arquitectos Atxu Amann, Andrés Cánovas y Nicolás Maruri.

El recorrido museístico:

  • Carthago Nova y el Barrio del Foro Romano. Sitúa la colina del Molinete en el contexto urbano de la ciudad romana.
  • Audiovisual. En él se dan las claves de la evolución urbana de la colina del Molinete, desde las construcciones romanas hasta la puesta en valor de sus restos con la apertura del Barrio del Foro Romano en 2012.
  • Las termas. Visión de los distintos espacios característicos de un complejo termal: sala fría, templada y caliente.
  • El peristilo. Plaza porticada que servía de acceso a las termas y que conserva en muy buen estado el pavimento de espina de pez.
  • Decumano. En este espacio continúan las instalaciones de las termas con un horno y espacios auxiliares. Además, se camina por el decumano máximo, la principal calzada que cruzaba la ciudad de este a oeste.
  • El Edificio del Atrio. Visita a las distintas salas de banquetes para admirar la altura de sus muros y su programa ornamental.
  • Santuario de Isis y Serapis. Recinto sagrado dedicado a los dioses orientales cuyas imágenes serían custodiadas por los sacerdotes en el pequeño templo que preside el espacio.

Cartagena Puerto de Culturas © 2017 - C/ Gisbert, 10. 30202 Cartagena (España). Tlf.: (+34) 968 500 093 / Fax: (+34) 968 52 92 98. informacion@puertoculturas.com
Portal realizado por la Concejalía de Nuevas Tecnologías. © Copyright / Ayuntamiento de Cartagena 2017 - C/ San Miguel, 8. 30201 Cartagena (España), Teléfono. (+34)968 12 88 00.
Optimizado para Mozilla firefox 3.x e Internet Explorer 7 ó superior. Resolución recomendada a partir de 1024 x 768 píxeles. Aviso Legal. Política de accesibilidad

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información